febrero 27, 2010

Festival de Viña del Mar

 

(Mike Patton en Viña)



Mucha gente los abuelitos bien abuelitos ocupa la frase "todo tiempo pasado fue mejor", en el caso de Festival de la Canción de Viña del Mar este cliché no podría estar mejor puesto; con sólo mencionar que en ediciones de antaño bien antaño los artistas solían venir en su mejor momento, y gracias a dios no existía el reguetón o como se escriba esa aberración. Artistas de la talla de Faith no More (con dedicación de Mike Patton a Myriam Herández incluida), The Police, Europe, entre otros, fueron excelentes números en los años 80 y 90; sin embargo, de la mitad de los 90 hacia adelante el festival fue decayendo más y más. Asquerosa fue la época en que las transmisiones estaban a cargo de Mega (Megavisión en esos años), ya que paulatinamente asistimos a la mexicanización del espectáculo: era cosa de todos los años tener a Juan Gabriel, Garibaldi (¡!), Paulina Rubio ( a pesar de que no canta ni en la ducha), Pedro Fernández, y otros por el estilo.

Por qué no podemos tener en nuestro festival a...digamos...por ejemplo...Buckethead, Opeth, Tom Waits, Akinetón Retard, Michael Bublé. Josh Groban, Charles Aznavour, Porcupine Tree, Depeche Mode, Ulver, Alice in Chains, sólo por nombrar a algunos...es mucho pedir?...está bien, sé que los nombres que he escrito no son muy objetivos que digamos, puesto que son algunos de mis favoritos; pero se imaginan cada noche de espectáculo con uno o dos de estos nombres..uffff!!! ese sí que sería festival!!!

Pero no, qué es lo que tenemos? daddy yankee, tito el bambino, don omar, rakim y...no sé qué, wisin y yandel (creo), y un desfile de clones sin imaginación ni talento, que lo único que hacen es disfrazarse con su imitación de hip hoperos gringos y destrozar nuestros oídos con sus "voces"...aunque no en vivo y en directo, pues estas linduras que se hacen llamar músicos, dejando muy en claro lo que todos sabemos, no cantan en vivo...sólo griyan, desafinan o hablan. Muchos de ellos -por no decir todos- ni siquiera hacen el intento, pues doblan sus "canciones"...un consejo para los creativos de los canales que transmiten: contraten a dobles de esos tipos, se ahorrarán muchísimo dinero y nos ahorrarán a nosotros unos tremendos dolores de cabeza.

febrero 22, 2010

The Texas Chainsaw Massacre - Tobe Hopper



Reconocida como una de las mejores películas de terror de la historia es este slasher crudo e inquietante, con una atmósfera sucia durante todo el metraje, mostrándonos a una de las familias más enfermas del cine gore, en la que el hijo predilecto es el enfermo más grande, uno de los mejores villanos de todos los tiempos: Leatherface, personaje muy básico, pero no en el mal sentido de la palabra, pues no habla, sólo lanza gruñidos y su única preocupación es la forma en que matará a sus víctimas; quien hace de las suyas al llegar a su casa un grupo de muchachos que iban a ver la tumba del abuelo de dos de los jóvenes. Es entonces cuando comienza la carnicería de la mano de "Cara de cuero".

Es una de las pocas películas que logra una atmósfera terrorífica a plena luz del día, debido a la amenza latente que suponía el acecho de la familia y el aislamiento que envolvía a los muchachos.
Debido a la crudeza de sus imágenes y a la época en que se estrenó fue censurada en muchos países. Para bien o para mal, la cinta no dejó a nadie indiferente, y hasta el día de hoy sigue generando todo tipo de reacciones.

Su legado es evidente, pues inspiró a toda una generación de directores, quienes de una u otra forma han tomado prestado de la atrevida apuesta de Tobe Hopper. Cuando vi la segunda parte quedé muy decepcionado, porque no se acercaba a la original (ni siquiera la presencia de Bill Moseley la salvó). Hay confusión por los remakes que han salido de la cinta, puesto que está la ya mencionada segunda parte; también hay una tercera centrada en Leatherface. Luego, en una de las peores versiones jamás hechas se hizo un remake con la presencia de Renée Zellweger y Matthew MacConaughey...para el olvido. Hace pocos años otra versión, esta vez protagonizada por Jessica Biel...casi idéntica a la primera, pero con más sangre. Finalmente, debido al mediano éxito de taquilla de la anterior, hicieron una precuela de ésta.

febrero 16, 2010

The Departed - Martin Scorsese




Pelìcula dramàtica del 2006, ganadora del Óscar a mejor pelìcula y mejor director, con un reparto de lujo: Leonardo Di Caprio, Jack Nicholson, Matt Damon, Mark Whalberg, Alec Baldwin, Martin Sheen. Está basada en una cinta llamada "Internal Affairs2 (Hong Kong).

Ambientada en la ciudad de Boston, la cinta trata entre otras cosas la problemática de la doble vida y cómo esto puede llagar a crear problemas con la identidad y de relación con las personas que te rodean.

El cuerpo de policía de la ciudad está en plena batalla contra la mafia que ya ha echado raíces y ha comprado a casi todo los vecinos del sur de Boston. Para esta lucha han infiltrado a un policía encubierto en la organización del jefe de la mafia, Costello, interpretado por Nicholson; el infiltrado es Billy Costigan, interpretado por Di Caprio, quien en muy poco tiempo se gana la confianza de Costello y sus hombres. Por su parte, Costello también infiltra a uno de los suyos en el cuerpo, éste fue caso como un hijo para el jefe de la mafia, pues desde pequeño lo apadrinó y lo entrenó para el trabajo que años más tarde debería cumplir. Este personaje, llamado Coliin Sullivan, es interpretado por Matt Damon, quien hace su trabajo muy bien en la policía y escala posiciones rápidamente llegando a ser en poco tiempo el brazo derecho de uno de los jefes.

La canción principal de la película es excelente y pertenece a la banda "Dropkick Murphys", y se llama "I'm Shipping Up to Boston".Hace poco vi un capítulo de Los Simpson en donde le hacían un homenaje a la pelìcula, y durante todo el capítulo colocaban este tema.

febrero 15, 2010

Mall Rats - Kevin Smith




Segunda película del adicto a las historietas, Kevin Smith, estrenada el año 1995. Una de las que marcó mi adolescencia, pues resulta casi imposible no sentirse identificado con alguno de los variopintos personajes que ofrece Smith en cada una de sus historias, en las que abundan los adictos a las historietas, los dependientes de sus amigos, los abandonados por sus novias, los que tienen la broma en todo momento y que pese a las adversidades logra salir adelante, entre otros.

Al igual que el resto de sus cintas, ésta transcurre en la ciudad de New Jersey, en donde los protagonistas T.S. (Jeremy London) y Brodie (Jason Lee), mejores amigos desde siempre, tienen problemas con sus novias, por lo que comienzan a pasar sus días en un mall. (¿?). Es en este lugar en donde trancurren las situaciones más cómicas y freaks, llegando muchas veces a la incoherencia en su estado más puro.

Se repiten aquí situaciones y apariciones que ya se han visto en otras películas de Smith, pero que no alcanzan como acá la jocosidad que se intentó, aunque no por eso son menos buenas.
Podemos ver nuevamente a la pareja de Jay y Bob el Silencioso (el mismo Kevin Smith) -hpareja que ya había aparecido en su opera prima "Clerks"- haciendo de las suyas para ayudar a sus amigos; cameo a un personaje conocido, en este caso el mismísimo padre de Spiderman, Stan Lee. Los infaltables personajes rarísimos, como por ejemplo la seudo síquica de tres pezones; un gordo que intenta ver una imagen en 3D que todos pueden ver, pero él no; un tipo adicto al sexo y a hacerlo en lugares incómodos (Ben Afleck), entre otros.

Al final de la cinta, cuando comienzan los créditos, y mientras suena un tema de Weezer de fondo, se muestra a Jay y a Silent Bob de la mano con un orangután, en lo que resultó ser el comienzo de otra película de Smith: "Jay and Silent Bob Strike Back".

febrero 09, 2010

Eden Lake - James Watkins



Thriller inglés del año 2008, escrito y dirigido por James Watkins. Crudo y directo por donde se le mire, es este ejercicio de horror "realista", pues la premisa de la cinta es mostrar a través de una situación cotidiana y de un aparentemente ingenuo "algo" que gatilla una reacción desmesurada mas no tan descabellada.

Jenny y Steve son una pareja de jóvenes novios, que van a pasar un fin de semana a un lago para descansar de sus respectivos trabajos. El lugar es precioso, y aparentemente están solos, pero pasado un rato, luego de que se instalaran, llega un grupo de adolescentes al lugar; los muchachos oyen música muy alta y gritan y molestan. Steve se acerca a ellos a pedirles que bajen el volumen, lo cual molesta al grupo. Al hacer esto, el protagonista nunca pensó que estaría firmando una casi segura sentencia de muerte.

La tensión en este momento es demasiada, de echo son pocas las películas que me mantienen así en todo momento...con el estómago apretado, como si hubiese un nudo en él. Pero no pasa nada más...sino hasta más tarde en que vuelven a encontrarse y ocurre algo que va a marcar un antes y un después en el comportamiento de los niños y adolescentes, pues hasta aquí no eran más que un grupo de ruidosos que sólo molestan, sin embargo, luego se convierten -casi todos- en unas verdaderas bestias a la que no les importa nada ni nadie...sólo la pertenencia al grupo.

Es aquí en donde la cinta se convierte en un escape y supervivencia extrema a través del bosque del lejano pueblo, en donde nadie parece enterarse de nada.

Obviamente el gore no falta a la cita, pero a difrerencia de otras películas, éste está al servicio de la historia y no viceversa.

Esta es una de esas historias que dejan un sabor agridulce, pues es muy entretenida, casi no tiene puntos flojos, pero que hace pensar si sería posible que sucediera algo así en la vida real; pues vemos la posible educación que los chicos han recibido de parte de sus familias y se puede hacer la comparación con familias en donde la violencia es pan de cada día, o la delincuencia, entre otras cosas. En la cinta se muestra que los chicos son el reflejo de sus padres, cosa que aquì no es algo muy bueno.

Algo sobre el final...a pesar de que para muchos puede parecer predecible, no pude evitar que esa sensaciòn que tuve durante toda la película se acrecentara mucho más.

febrero 06, 2010

Old Boy - Chan-Wook Park



Tercera entrega de la infame y excelente "trilogía de la venganza" del director coreano Chan-Wook Park, es este enorme drama acerca de la venganza y la soledad, que se paseó por gran cantidad de festivales europeos teniendo una gran acogida en todos.

Pocas veces he tenido la oportunidad de estar frente a una majestuosa obra de arte como esta, una película perfecta por donde se le mire...una armoniosa sincronización de todas las partes que la componen, en donde ninguna de éstas opaca al resto, sino que sirve para resaltarlas y para hacerla más bella.

La historia se inicia con un tipo llamado Oh Dae-su en una comisaría por deambular y causar desórdenes em estado de ebriedad. El tipo es un hombre de negocios que está casado y tiene una hija pequeña. Aquí somos testigo de los únicos momentos de humor del film, pues momentos después de esto comienza el drama en su estado más puro. El hombre es raptado y pasa 15 años encerrado en un cuarto, en el que su únicas distracciones son ver televisión y tener entrenamientos de boxeo contra un adversario imaginario. El tormento que vive el protagonista al verse privado de su libertad, al no saber quién lo raptó y por qué lo hizo. Debido a esto comienza a escribir las posibles cosas malas que haya podido hacer en su vida, con sus posibles lastimados, para saber qué pudo haber gatillado esa situación.

Una vez liberado, luego de 15 años, Oh Dae-su comienza a averiguar por qué le sucedió eso, averiguaciones que no están excentas de violencia. En su búsqueda de la verdad conoce a una mujer que trabaja en un restaurant, con la que iniciará una relación. Es entonces cuando aparece en escena un ex compañero de instituto de Oh Dae-su y se revela así la verdadera razón de su encierro y quien lo hizo. Sin embargo, la venganza no es esta ni tampoco la que luego intenta el protagonista, sino lo que tenía planeado el aparecido para después de la liberación.

Sólo resta comentar las soberbias actuaciones, las que mantienen en todo momento la tensión, alcanzando un nivel de dramatismo pocas veces visto en el cine.
Cabe destacar también la musicalización, acorde desde principio a fin con la historia.

febrero 03, 2010

Ocaso en Pucatrihue



Un bello atardecer capturado hace dos semanas en Pucatrihue.

febrero 02, 2010

Fire in the Sky - Robert Lieberman




Película de ciencia ficción del año 1993, que cuenta la historia de un joven abducido por los extraterrestres en los bosques de Oregon. La cinta fue basada en la experiencia vivida por Travis Walton, quien en su libro "The Walton Experience" narra la traumática situación que afirma le sucedió.
Sin duda, hasta el día de hoy, creo que es la única película que enfoca el tema de las abducciones de una manera seria y no como una chacota...aunque obviamente la razón de esto es por que está basado en acontecimientos reales.

La historia relata la traumática experiencia del joven Travis Walton (D.B. Sweeney), quien luego de una jornada de trabajo junto a sus amigos y compañeros de trabajo, y mientras vuelven al pueblo ven una extraña luz. La curiosidad de Walton lo lleva al lugar, pese a la oposición de los otros , en donde resulta ser arrastrado hacia algo que parece ser una nave espacial.
El resto de jóvenes vuelve al pueblo y, luego de interrogatorios, son acusados por el pueblo de ser culpables del homicidio de Travis, lo que sólo se soluciona luego de transcurridos unos días tras la aparición de éste. Nadie cree la historia contada por el grupo de hombres, ni mucho menos el escalofriante relato que realiza Walton.

Un acierto de la película es la forma en que están narrados los acontecimientos, ya que todo lo que se sabe de la abducción y de la posterior estadía en la nave es a modo de flash-backs, los cuales son aportados por el grupo de amigos de Travis, y por éste mismo.

En el protagonista los flash-backs son producidos por diversas sensaciones o acciones que siente o le ocurren. Un ejemplo de esto es cuando en la celebración de su aparición se esconde bajo una mesa y se da vuelta una botella con lo que parece ser chocolate líquido y le cae en su rostro...esto activa el recuerdo de cuando los extraterrestres le echan un líquido encima, algo parecido a aceite para motores, y luego de esto le introducen todo tipo de artefactos en su boca y oídos.

Shaun of the Dead - Edgar Wright




Divertida e inteligente comedia de zombies a la inglesa alabada por críticos y seguidores del gore y los zombies. Dirigida por Edward Wright y co-escrita por el mismo Wright y por el protagonista, Simon Pegg, fue estrenada el año 2004.

En un principio se puede considerar esta cinta como una simple parodia de filmes del género, sin embargo, al ser tratada de una forma totalmente distinta se logra lo que en un principio quisieron hacer, es decir un verdadero homenaje al cine de zombies, en especial al trabajo de George A. Romero y a toda su imaginería. Pero no es el único director homenajeado en la película, ya que se pueden ver ciertos guiños a la obra del primer Peter Jackson, a la del primer Sam Raimi, entre otros.

El protagonista de la historia Shaun (Pegg), es un tipo que está en un trabajo que no le gusta, lleva una vida que no lo satisface, y al ver mucho de su actuar diario podría decirse que actúa como un robot, aunque sería más correcto decir como un zombie. Su única diversión es jugar Playstation 2 junto a su amigo Ed (Nick Frost) y visitar muy seguido el bar Winchester. Tiene problemas con su madre, con su novia y con uno de los amigos con quien vive; y, cuando se decide a hacer un cambio radical y tomar las riendas de su vida las, las calles de Londres comienzan a transformarse en una alameda para los zombies hambrientos y medio tontos.

Debido a la mecanización del diario vivir de Shaun, le custa darse cuenta de lo que está ocurriendo, ya que a su alrededor acechan los muertos vivos y él ni se inmuta, pues nunca le ha importado el resto. Pero cuando se entera de lo que pasa trata de reunir a sus cercanos y llevarlos al Winchester para allí protegerse.

Es una crítica que hace el director al estilo de vida londinense, el cual, según él, es individualista y despreocupado de lo que le sucede al otro, es por eso que los zombies no sorprenden al protagonista, ni siquiera cuando pasan a su lado, ya que el actuar de éstos (como caminan, como miran, los sonidos que hacen) es tal a como eran antes de "morir".

ShareThis