abril 14, 2012

El poder de un "hincha" del fútbol


Hace unos días se supo de unas amenazas que recibió el joven delantero de Colo-Colo, Carlos Muñoz, quien primero negó haberlas recibido, pero con el paso de los días confesó haber sido blanco de ellas. No, no es un jugador de equipo de barrio, es uno profesional del equipo más ganador de Chile. Lamentablemente, no es algo aislado, pues ya ha pasado antes en más equipos de los que se cree.

¿Quién es el autor de las amenazas? No es un hincha, es lisa y llanamente un delincuente, quien como muchos de los de su especie va al estadio gratis y se esconde en la masa para delinquir de un modo u otro. Su nombre, no lo sé ni me interesa; su apodo, pancho malo.

¿La razón? La pésima campaña del cuadro popular en este torneo, a pesar de que el equipo viene dando pena desde hace unos cuatro años, tiene los ánimos muy caldeados, lo que lamentablemente ha coincidido con una extraña alza de rendimiento de Universidad de Chile, aunque el cuadro albo sigue manteniendo su superioridad en los duelos con la contra. Don Pancho Malo acusó a Carlos Muñoz de decir que la tensión entre dirigentes y barristas podría estar causando el mal momento de los jugadores. No sé por qué le molestó tanto esto al señor Malo, pues es indudable de que esa es una de las razones.

¿Culpables de esta situación? Obviamente el propio autor de las amenazas y sus secuaces, quienes hacen y deshacen en el Monumental y en cualquier otro estadio del país, a vista y paciencia de las "autoridades". En segundo lugar, tenemos a los dirigentes, quienes por inoperancia y conveniencia (no olvidemos que uno de los motivos de dar beneficios a cierto grupo de "hinchas" es para que estos los apoyen en reelecciones) nada hacen contra estos delincuentes, hasta sueldo le otorgan a algunos, como el señor Ruiz-Tagle al señor Malo. O el caso del señor Cristián Varela, quien entre sus matones también tenía al señor Malo (bajo su mandato ocurre el vergonzoso y cobarde acto hacia Marcelo Barticcioto), incluso hace unos días dijo que este señor era una buena persona y su apodo debería ser Pancho Bueno.
..WTF!

A pesar de que las entradas están cada vez más caras, y al común de la gente se le dificulta ir al estadio por este elevado costo, los barristas "vip" no tienen este problema porque ellos reciben pases gratis, y cuando el equipo juega en regiones o fuera del país, el viaje es costeado parcialmente por dirigentes. Realidad que no sólo forma parte del cacique, sino también de muchos otros equipos.

¿Qué hacer? ¿Qué medidas se deben tomar? Si tanto nos gusta copiar lo que viene de afuera, debiésemos hacerlo con lo bueno y no con uno de los peores modelos de sudamérica: las barras argentinas, pues muchos sabemos cómo es la situación allá. Así como nos creíamos los ingleses de América del Sur, debimos haber tomado su ejemplo hace mucho tiempo con respecto a la seguridad en partidos de fútbol. De una vez por todas se debe crear una verdadera Ley de Violencia en los estadios, y no el remedo de esta como se hizo acá. Parece que a los señores dirigentes y a los "honorables" que suben su sueldo en millones les cuesta mucho trabajar y hacer algo serio. Lo que falta acá es mano dura, que los clubes se desliguen totalmente de sus "barras bravas", lo que se lograría empadronando, dejando de regalar entradas y de costear viajes, entre otras cosas. También se debe tener penas duras, tal como en Inglaterra, en algunos casos con cárcel, y en otros con prohibición de entrar a los estadios, ya sea por un tiempo o para siempre. Si es que tienen algo de hinchas, esto último es lo que más dolería...al menos así fue en Inglaterra, y ahora poseen uno de los espectáculos más limpios y seguros del mundo.

¿El fin de esto? Hay que lograr que desaparezcan de los estadios todos los pancho malo, los anarkía, los barti, los kramer, y toda esa manga de delincuentes, para que así vuelvan a dar ganas de ir a este bonito espectáculo sin el temor de ser asaltado, o golpeado por alguna piedra, o incluso ser apaleado por Carabineros.

Just sayin'.

Published with Blogger-droid v2.0.4

abril 07, 2012

Mientras tanto en Parque Bellavista


Los jóvenes en Osorno son unos loquillos, pues me inclino a creer que ahí decía "Baño público"...¿o será acaso que son todavía más loquillos los de la municipalidad?

abril 01, 2012

Bustos Grandes = pagar más


Así es. Tal como leen, en el Terminal de Buses Bío Bío de Temuco, las señoritas que gocen de una abultada delantera y vayan a dejar sus bolsos o equipaje a la custodia del lugar deberán desembolsar más dinero que el resto de la gente.

Es una extraña medida, pero ya que estamos en Chile todo puede suceder.

Published with Blogger-droid v2.0.4

ShareThis