septiembre 01, 2012

Terrores nocturnos


A raíz de la aparición en mi vida del excelente proyecto del gran guitarrista Luke Jaeger, Sleep Terror, comencé a recordar episodios de mi infancia referentes al momento de irme a la cama. La relación es casi obvia, pues los títulos de sus temas (aunque  sean instrumentales), casi en su totalidad, son de algunas situaciones que guardan relación con alguno temores existentes o creados en la mente de Jaeger, y que al momento de ir a dormir salen a la luz -o a la oscuridad-. 

Ya no recuerdo por qué, en cierto período de mi niñez (tampoco me acuerdo con exactitud de mi edad) , creo que pudo haber sido entre los 8 y los 11 años, experimenté una serie de horrores temores, que solamente se hacían presente cuando se acercaba la hora de dormir. Durante el resto del día mi vida era como la de cualquier niño a esa edad -en esos tiempos-...ir al colegio; jugar con mis legos; jugar a la pelota; jugar con mis autos a escala; dibujar; algo de lectura y ver algo de tv. Por todo lo anterior, podía pasar todo el día con mi  mente ocupada en cosas agradables, pero lamentablemente siempre terminaba el mismo de muy mala manera. Me costaba mucho quedarme dormido, pero lo peor venía cuando lo lograba. Una pesadilla tras otra se sucedían día tras día. Eran temas recurrentes la muerte de familiares y asaltos a la  casa; sin embargo, lo que causaba mayormente en mí un terror indescriptible eran las imágenes de lo que ahora asocio a extraterrestres. En aquella época, mi idea de estos seres era la imagen caricaturesca que todos -o la mayoría de nosotros- conocemos: seres pequeños y delgados, de color verde o blanco, con grandes y negros ojos; en cambio los seres con los que soñaba eran ridículamente altos y de contextura atlética, con un rostro muy extraño que parecía no tener facciones, y que con su completa falta de expresividad podrían haber causado algún tipo de angustia en cualquier persona. Parecía que no hablaban, pues hablaban directamente en mi cabeza...tiempo después sabría que eso era algo así como telepatía.

Aunque siento un poco de temor, me gustaría poder recordar lo sucedido en los sueños, pues es algo que al haber vuelto a mí me tiene un poco intranquilo...puede haber muchas explicaciones lógicas para lo que me sucedía -por supuesto las hay-, pero también en mi cabeza hay otras que no son tan lógicas, y esas son las que perturban mi mente. Tal vez lo más prudente sea seguir convenciéndome de que eran sólo eso...sueños que me hacían despertar llorando, gritando, con mucho frío, y en muchas ocasiones despertar por el golpe que me daba al caerme  de la cama (es conveniente creer que me caía). 

En innumerables ocasiones, cuando el miedo era demasiado insoportable -imagínense lo que  debe ser para un niño no saber si el terror que acaba de experimentar fue real o una "simple" pesadilla-, no volvía a dormir en mi cama, sino que sin saber cómo me paraba al lado de la cama de mi mamá o de la Lela y el Tata y, temblando, en un estado casi catatónico, los miraba fijamente aún con la adrenalina a tope hasta que siempre alguno de ellos se despertaba, supongo que por mi presencia...o al menos eso quiero creer. Mientras tanto, seguiré oyendo a Sleep Terror.


Published with Blogger-droid v2.0.6

No hay comentarios:

ShareThis